Se aproxima el Black Friday y muchos de nosotros aprovechamos estas fechas para realizar compras y beneficiarnos de algún tipo de descuento.

Lo cierto es que la publicidad que nos muestra productos con grandes descuentos puede incitarnos a comprar cosas que realmente no necesitamos. Elaborar una lista con las cosas que nos gustaría comprar de antemano y establecer un presupuesto para ello puede ayudarnos a no caer en la tentación de comprar de forma compulsiva. De esta forma, reduciremos las posibilidades de que la rebaja en el precio de un producto nos aleje de nuestra idea inicial.

Además, los precios pueden cambiar en poco tiempo y hay veces que el descuento que se anuncia no es tan bueno como creemos de primeras. Si, por ejemplo, queremos comprar un electrodoméstico y decidimos esperar a estas fechas, no está de más conocer el precio previo a la campaña de rebajas y compararlo con el precio de venta que pueda tener ese mismo electrodoméstico en otros comercios.

Por otra parte, ten en cuenta que:

  • Si te planteas financiar la compra de algún bien de consumo, ¡Ojo con la financiación “sin intereses”! Una financiación sin intereses, implica que el tipo de interés nominal o TIN es cero, pero eso no significa que el resto del coste también lo sea (puede implicar el cobro de comisiones).
    Para saber lo que nos va a costar realmente la financiación, debemos fijarnos en la TAE de la oferta. Puedes utilizar este simuladorAbre en ventana nueva si tienes dudas.
  • Si pagas con tarjeta, es conveniente que conozcas cuales son las características de la misma. No es lo mismo usar una tarjeta de crédito con pago aplazado que pagar con una tarjeta de crédito estricto. Los intereses, las comisiones o el plazo para devolver el importe, entre otras cosas, serán diferentes en función del tipo de tarjeta que usemos. Si haces compras con una tarjeta de débito el importe de las compras se deducirá del saldo de tu cuenta de manera inmediata pero debes tener en cuenta que existe la posibilidad de que tu entidad te conceda un descubiertoAbre en ventana nueva y te cobre por ello una comisión. Para evitarlo, comprueba que cuentas con saldo suficiente antes de realizar el pago.
  • Si compras por internetdebes extremar las precauciones: asegúrate de que la página es segura. En este postencontrarás algunos consejos.  
  • Cada vez hay más comercios online que ofrecen el pago aplazado de compras de pequeña cuantía. Si decides optar por pagar más tarde, no olvides tener en cuenta los cargos que tendrás que asumir en los próximos meses a la hora de organizar tus finanzas personales.

Como idea general, si optas por financiar la compra, hazlo con cabeza. Un uso inadecuado del crédito puede provocarnos una situación de sobreendeudamiento y perjudicar nuestra situación financiera a largo plazo, y con ello nuestro nivel de vida. Cuando solicitamos un crédito, debemos estar seguros de que vamos a poder permitirnos pagar la deuda en el futuro sin alterar nuestro equilibrio financiero.

FUENTE: https://clientebancario.bde.es/pcb/es/blog/black-friday.html

¿TIENES PREOCUPACIONES CON TU DINERO?

¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR LOS ÚLTIMAS NOTICIAS SOBRE FINANZAS!

Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.